Publicado por Viv Dehaes on 18-08-2008

Todo tiene un final, todo termina

Se terminó un ciclo, uno de los más excitantes y divertidos que he vivido en lo que me va de vida laboral, el que compartí con Alejandro Piscitelli.

Desde hace unos días Alejandro ya no es más gerente general de educ.ar, y más allá que el portal siga su camino y continúe en la senda de construcción y crecimiento que comenzara en el 2003, voy a extrañar en el cotidiano sus ideas locas, las reuniones, los brainstorming, las charlas, la honradez y la calidez de un hombre que coquetea con la genialidad.

Su tenacidad para llevar las nuevas tecnologías a un espacio relegado en nuesto país, los docentes, convirtió nuestro ámbito de trabajo en un oasis de frescura, un semillero de ideas, un laboratorio en ebullición que cimentó las bases para minar del recuerdo de la gente la imagen del portal asociada a la gestión De la Rua.

No tengo más que agradecimientos para Alejandro, quien posee una mente clara y abierta, con mucho orgullo puedo decir que me queda su amistad, y de seguro seguirá ejerciendo el puesto de mentor y en alguna vuelta de las que van y vienen en esta vida volveremos a trabajar juntos.

En la foto a continuación aparecemos Alejandro, Cecilia Sagol y yo durante el viaje que hicimos el año pasado a Brasil para participar de Virtual educa 2007.

Enlaces relacionados

    2 Comentarios

  1. Agustin dice:

    Estoy de acuerdo contigo, todo termina en algun momento, porque asi es la vida y es algo que propone.
    Pero como el dicho dice “Cuando dios te da, Dios te quita”.

    La vida puede dar un giro muy brusco en un momento, porque nada es imposible (claro, mientras entre en la logica de la naturaleza)

    Saludos!

  2. Viv Dehaes dice:

    La vida es como la rueda del parque de diversiones, un día estas arriba, otro abajo, y a veces volves a lugares comunes.